Contenidos

Sitios relacionados

Gripe A (H1N1)


Virus de la gripe H1N1
Virus de la gripe A/H1N1
(click para ampliar)
La gripe H1N1 (en su día también conocida como gripe A/H1N1, nueva gripe, gripe A o gripe porcina) es una enfermedad provocada por una cepa del virus de la influenza A subtipo H1N1, identificada en abril de 2009, que se transmite entre los seres humanos. El virus causante de esta enfermedad es una recombinación de cuatro cepas conocidas del virus de la influenza A subtipo H1N1: una endémica del ser humano, otra de las aves, y dos de los cerdos.


Los expertos suponen que el virus probablemente salió de los cerdos en Asia, y fue transportado a América del Norte por las personas infectadas. Hay pruebas de que la nueva cepa circuló entre los cerdos, posiblemente en varios continentes, muchos años antes de su transmisión a los seres humanos. Prácticamente toda la transmisión es de humano a humano. La carne de cerdo cocida y los productos derivados son seguros para los seres humanos.

El brote comenzó en México, y hay pruebas de que ese país ya estaba en mitad de una epidemia durante meses antes de que fuera reconocido. Poco después, su gobierno cerró la mayor parte de las oficinas e instalaciones públicas de Ciudad de México para ayudar a contener la propagación.

A principios de junio de 2009, el virus A/H1N1 se propagó a nivel mundial y la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el brote como una nueva pandemia, aunque aclarando que el virus provocaba una enfermedad de "gravedad moderada".

El virus se propaga normalmente a partir de la tos y los estornudos, o al tocar superficies contaminadas y luego tocarse la nariz o la boca.

Los síntomas son similares a los de la gripe estacional, y pueden incluir fiebre, estornudos, dolor de garganta, tos, dolor de cabeza, y dolores musculares o en las articulaciones. La mayoría de las hospitalizaciones producen en personas que ya tienen trastornos subyacentes como: asma, diabetes, obesidad, enfermedades del corazón, o un sistema inmune debilitado.

En un intento de frenar la propagación de la enfermedad, diversos países, especialmente Asia, aplicaron inicialmente una cuarentena estricta sobre los viajeros que mostraban algún síntoma, además de a las personas en contacto con los infectados. Algunos países incluso solicitaban una revisión médica previa de los pasajeros antes de su viaje. Sin embargo, luego se comprobó que el virus provocaba, en general, una enfermedad leve similar a la de las gripes estacionales conocidas hasta el momento.
Volver arriba