Contenidos

Sitios relacionados

Medidas de prevención


Higiene personal


La Clínica Mayo ha sugerido medidas personales para evitar la infección por la gripe estacional que también son aplicables a la gripe H1N1: la vacunación, un completo y frecuente lavado de manos, una dieta equilibrada (con frutas y hortalizas frescas, granos enteros y proteína), dormir lo suficiente, ejercicio regular, y evitar las multitudes.


Las principales agencias internacionales de salud destacan que el virus de la gripe H1N1 no se transmite a las personas a través de la carne de cerdo o de otros productos alimenticios derivados de los cerdos (a pesar de que en un principio se la conociera como "gripe porcina").

Uso de mascarillas


Las mascarillas o cubrebocas pueden ser beneficiosas en "situaciones de hacinamiento" o para quienes estén en "estrecho contacto" con las personas infectadas (1 metro o menos según la OMS). En estos casos, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan usar respiradores N95. Según el fabricante de mascarillas 3M, no existen límites de exposición establecidos para los agentes biológicos, tales como el virus H1N1.

La Agencia de Protección de la Salud del Reino Unido considera que las mascarillas faciales son innecesarias para el público general, y algunos expertos consideran que pueden conducir a una falsa sensación de seguridad. Las mascarillas no son generalmente proporcionadas en los aeropuertos o las compañías aéreas, aunque los CDC recomiendan el uso de mascarillas quirúrgicas en algunas circunstancias.

Precauciones de higiene de las compañías aéreas


Las compañías aéreas estadounidenses no hicieron ningún cambio importante desde que apareció la gripe H1N1, pero sigue la práctica de identificar a pasajeros con síntomas de gripe, sarampión u otras infecciones, y además se revisan los filtros de aire para asegurarse que se desinfectan las aeronaves. Los CDC no han recomendado que las tripulaciones de líneas aéreas usen mascarillas desechables o cubrebocas.

Fuera de los Estados Unidos, sin embargo, algunas compañías aéreas modificaron los procedimientos de higiene tras la aparición de la gripe H1N1, para reducir al mínimo los riesgos para la salud en los vuelos internacionales. Las compañías aéreas de Asia aumentaron la limpieza de la cabina, instalaron filtros de aire modernos y permitieron que el personal de vuelo llevara cubrebocas. Algunas compañías sustituyeron las almohadas, mantas y reposacabezas, mientras que otras iniciaron procedimientos de desinfección de las cabinas en todos los aviones. En China, algunos asistentes de vuelo de líneas aéreas están obligados a usar máscaras faciales desechables y guantes.

En Singapur se comenzó a pasar por una pantalla térmica a todos los que entraban en el país. Singapore Airlines proporcionaba a los pasajeros que viajaban a los Estados Unidos equipos de salud que incluían un termómetro, mascarillas y toallas antisépticas. Sus tripulaciones de vuelo y de cabina están obligadas a pasar un control de temperatura antes de los vuelos. Un consultor de la división de microbiología del Hospital de la Universidad Nacional de Singapur dijo que las prácticas de higiene como cubrirse la nariz y la boca al estornudar o toser, pueden ser la mejor manera de limitar la infección. Las medidas de seguridad tales como instalar costosos filtros de aire pueden ser de uso limitado para las líneas aéreas.
Volver arriba